29 octubre 2008

Olmos

1 comentario:

AVA dijo...

Una zapatería singular y entrañable. Su dueño es un hombre extraordinariamente simpático.